Mitos sobre la Cartera Permanente

Historia y mitos de la cartera permanente

En este artículo encontrarás un breve repaso a la historia de la cartera permanente así como una serie de mitos sobre la cartera permanente. Al final tendréis las imágenes de todas las citas utilizadas para tratar los mitos sobre la cartera permanente. Los libros utilizados han sido “Fail-Safe Investing” , “Why the best-laid plans usually go wrong”, “The Economic Time Bomb”, Newsletter de Brown entre los 70s y los 90s “Harry Browne Investment Strategy” y las apariciones en programas de radio de Browne en 2004.

La primera aparición de “una cartera permanente” fue en una newsletter en 1977 y en el libro “New Profits From The Monetary Crisis” en 1978.

Posteriormente se modificó sustancialmente los activos que formaban parte de la cartera. En el libro “Inflation – Proofing Your Investments” fue la cartera permanente más próxima a la que posteriormente se publicó y es la más conocida en la actualidad. Este libro fue escrito en colaboración con Terry Coxon y publicado en 1981. Posteriormente en una Newsletter se incluyeron algunas modificaciones que la refinaban aún más hacia lo que es actualmente.

Por último tenemos el libro escrito por Browne “Why the Best-Laid Investment Plans Usually Go Wrong” en el cual se publica la cartera permanente que conocemos la gran mayoría: equipondera con oro, acciones, liquidez y bonos gubernamentales.

Por lo tanto vemos que la cartera permanente ha sido una evolución constante, viéndose plasmada en 1983 en un vehículo de inversión que sigue vigente hoy en día.

Browne el inversor conservador

Uno de los mitos de la cartera permanente es que Browne era un inversor muy conservador. Browne tenía una parte especuladora sobre la que habla en varios de sus libros. Practicó en algunos momentos análisis técnico y seguía indicadores macro. Todo ello únicamente en su cartera dedicada a la especulación: la cartera variable.

La cartera variable forma un pack con la cartera permanente, pero ninguna puede tener contacto con la otra, funcionan de forma independiente.

Browne no invertía solamente en la cartera permanente. En el libro posterior al escrito con Terry Coxon trata en detalle como debería ser una cartera variable para quien quiera tenerla. En su caso tenía una ya que aparece escrito en el propio libro:

“El siguiente capítulo explicaré determinados métodos que utilizo en mi propia cartera variable” Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“En estos momentos era un completo agnóstico sobre el futuro. Sin embargo, continuaba teniendo una cartera variable y seguí haciendo sugerencias al respecto hasta 1994.” Newsletter Harry Browne

 

Incorporaciones a la cartera permanente base

Otro de los mitos de la cartera permanente es la imposibilidad de incluir otros activos apropiados para complementar la cartera permanente. Browne en numerosas páginas trata la alternativa de añadir otros activos a la cartera permanente. Va tratando uno a uno los que podrían entrar en la cartera sin alterarla.

Uno de los activos sobre los que habla (dado el alto número de propietarios) es el Real Estate. Pero también habla sobre divisas extranjeras, acciones internacionales e incluso plata.

De hecho en otro de los capítulos dice que la cartera permanente del fondo “Permanent Portfolio Fund” es tan apropiada como la cartera permanente básica. Comenta que es una cartera más diversificada porque está gestionada por profesionales y que puede ser muy buena opción combinarla con una cartera permanente básica o incluso que sea la única inversión.

Permanent Portfolio Fund

El Permanent Portfolio Fund surge en colaboración con Terry Coxon tras introducir el concepto en el libro “Inflation – Proofing Your Investments” . Browne como he comentado recomienda el uso del fondo ya que está “más diversificado” al estar gestionado por profesionales. Recomienda su contratación o compaginarlo con una cartera permanente en los dos libros donde trata en mayor profundidad la cartera permanente: “Why the best-laid plans…” y “The economic Time Bomb” escritos en 1986 y 1989.

“El fondo de la cartera permanete está capacitado para obtener una mejor diversificación de la que puede conseguir el inversor medio. El fondo es una alternativa atractiva incluso aunque construyas tu propia cartera permanente” Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“La cartera del fondo de la cartera permanente es una opción ideal para el largo plazo” Newsletter Harry Browne

 

Cuanta más volatilidad, mejor

Este también es uno de los grandes mitos de la cartera permanente. Los activos de la cartera permanente no buscan ser lo más estables posible, todo lo contrario. Esto parece contrario a los principios de la cartera permanente, pero profundizando en la misma no lo es. La cartera permanente parte de 4 activos que no tienen relación entre si, donde en determinados momentos unos se compensarán con los otros. Para ello es fundamental que los activos de riesgo (bonos, acciones y oro) tengan la mayor volatilidad posible para que sean capaces de compensar las pérdidas de los otros activos en determinados momentos.

¿Qué significa esto?

Que en la parte de bonos tendrán que ser los de mayor volatilidad, es decir, los de mayor duración.

En la parte de oro, el oro en si ya es uno de los activos más volátiles, por lo que cumple de por si la premisa base.

En la parte de acciones es más complejo y suele estar mal entendido por los seguidores de Browne. Browne recalca en numerosas ocasiones a lo largo de sus libros que es necesario que la parte de acciones sea lo más volátil posible. Deberemos escoger las acciones más volátiles para ser capaz de compensar las otras partes de la cartera en los momentos que estas sufran. Desaconseja totalmente una exposición al mercado en si, por ejemplo a través del MSCI Europe, World o USA, deben de ser acciones más volátiles que estas mismas. Por efecto de descorrelación de unos activos entre otros, a pesar de ser acciones de mayor volatilidad esto no radicará en una mayor volatilidad de cartera en términos agregados, una de las grandes genialidades de Browne.

“Necesitas que la inversión en acciones sea más volátil que el propio mercado”  Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“Los fondos de acciones de la cartera permanente deben ser muy volátiles. Tienen que como mínimo doblar en un mercado alcista, para empujar al alza a toda la cartera. Para conseguir esa volatilidad el fondo probablemente tendrá que tener énfasis en pequeñas compañías y acciones de crecimiento” Harry Browne 1989 en The Economic Time Bomb

“Escoge acciones volátiles que se muevan más que el mercado de renta variable. Usa 3 fondos como mínimo” Harry Browne 1999 en Fail-Safe Investing

“Norma 6: un fondo volátil de acciones puede ser más seguro que un fondo estable. Puedes obtener el mismo beneficio de una posición pequeña en un fondo volátil que la que obtengas en una posición más grande de un fondo estable” Newsletter Harry Browne

“Cuanto más alta sea la beta, mayor será la satisfacción de la norma 6. La desviación estandard es otra métrica interesante, cuanto más alto el número, más volátil será el fondo” Newsletter Harry Browne

 

Estas premisas se repiten en los dos libros principales sobre la cartera permanente, en sus newsletter y en el libro más reciente “Fail-Safe Investing”

Escoger varios fondos o acciones más volátiles

Una de las posibilidades entre otras es invertir a través de fondos (o ETFs). Otra de las alternativas (sorprenderá mucho a algunos seguidores de Browne) es invertir a través de Warrants (son derivados)

Centrémonos en la vía más conocida, la de los fondos. El propio Browne aparte de desaconsejar invertir en el mercado, también desaconseja invertir en solo un fondo de un tipo. Browne aconseja invertir entre 3-5 fondos de acciones volátiles que estén diversificados.

¿Cuáles serían los fondos más volátiles?

Haciendo un estudio de volatilidades y betas, los siguientes fondos cumplirían las premisas de Browne (varios de ellos los aconseja el mismo)

  • Fondos Growth
  • Fondos de Small Caps
  • En la actualidad prodríamos extrapolar a fondos momentum (tienen mayor beta)

Por lo tanto para tener una cartera según las premisas de Browne debería incluir esta tipología de fondos.

“Deberías utilizar mínimo 3 fondos para lograr una diversificación apropiada” Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“La mejor alternativa para la parte de acciones de la cartera permanente serían fondos volátiles, acciones volátiles o warrants”  Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“Los acciones de empresas grandes o Blue Chips no tienen la volatilidad suficiente. Las acciones de pequeña capitalización serían más apropiadas” Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“Puede parecer extraño sugerir acciones volátiles como inversión en una cartera permanente, cuyo propósito es la seguridad. La cartera permanente será menos segura sin acciones muy volátiles” Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

 

Como veis en una de las páginas citadas Browne desaconseja Blue Chips en favor de compañías pequeñas. Tiene todo el sentido ya que la volatilidad de las compañías de pequeña capitalización es sustancialmente mayor a la de las compañías grandes y este es justo el objetivo que busca Browne en la parte de renta variable de la Cartera Permanente. Esta tesis se mantiene en los dos libros principales sobre cartera permanente, haciendo especial hincapié en que es un pilar imprescindible para el correcto funcionamiento de la misma.

Diversificación entre varios fondos

Como hemos comentado Browne recomienda fondos volátiles diversificados. El número debe ser de al menos 3 fondos, recomendando incluso llegar hasta 5. Estos fondos tienen que estar diversificados entre si, no debemos exponernos a la misma temática o familia.

A continuación vemos las citas de Browne al respecto:

“Deberías repartir el prespuesto para acciones en al menos 3 fondos”  Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“La diversificación debe ser auténtica, no pertenecer al mismo segmento de fondos”  Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“Entre 3 y 5 fondos puede ser lo apropiado”   Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

 

La aparición de los ETFs

Tras la publicación de sus libros, en el año 2004 Harry Browne habla sobre los ETFs en su programa de radio. Recomendando la inversión a través de los mismos para conseguir de forma eficiente exponerse al mercado de renta variable americano sin verse expuesto a los problemas que se derivan de la gestión activa. De esta forma por un coste muy bajo podemos obtener exposición al mercado de acciones sin exponernos a los errores humanos de los propios gestores activos. En el programa se menciona el propio S&P500 o el ETF de mercado total (VTI) como opciones recomendables para invertir en renta variable de una forma sencilla.

Podemos asumir por lo tanto, que un hombre como Browne, expuesto a constantes evoluciones en su filosofía de inversión, vería en la actualidad los ETFs como la forma más adecuada de inversión en renta variable para la cartera permanente.

Tenemos en la actualidad ETFs (en aquellos momentos no existían de forma tan económica) que se exponen al mercado de small caps americano por un coste muy bajo, seguramente sería una de las recomendaciones en la actualidad de Browne para conseguir la volatilidad por encima del mercado de la que siempre habla.

 

Incluir otras inversiones

Es otro de los temas tratados por Browne en el libro. Incluir diferentes activos a los básicos de la cartera permanente es algo aceptado por el propio Browne, siempre y cuando cumplan los criterios base de los activos incluidos en la cartera clásica. El propio Browne como hemos visto desarrolló una alternativa “más diversificada” incluyendo otros activos.

“Si tu crees que una inversión como las acciones internacionales, las divisas, podrían añadir seguridad extra a la cartera permanente, no me opondré a que las incluyas”   Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

 

Invertir en otros países

Este es otro de los grandes mitos de la cartera permanente, la imposibilidad de crear una cartera que invierta en varios países. La cartera permanente original se ideó para Estados Unidos. Este es un tema tratado por el propio Browne donde entre otros puntos menciona que si eres residente de fuera de EEUU, podrías repartir el capital destinado a acciones un 50% a USA un 50% a tu propio país.

Es una recomendación que tiene coherencia ya que el mercado americano es el de mayor peso del mundo y el más líquido. El propio Browne menciona en los 80 que los mercados guardan mucha relación entre si, por lo que tiene sentido incluir USA en una cartera de otro país. Este hecho en la actualidad se ha acrecentado en gran medida, ya que las empresas son mucho más globales que en los 80.

“Si no resides en Estados Unidos, quizás prefieras utilizar acciones americanas en lugar de las de tu país. Normalmente, los mercados mundiales se mueven en el mismo sentido al unísono. Las acciones americanas y sus mercados ofrecen un gran surtido de posibilidades.”  Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

“El mercado de acciones mundial tiende a ir en la misma dirección al unísono. Probablemente las acciones internacionales lo harán peor que las americanas. Si decides utilizar acciones extranjeras (fuera de US) utiliza la parte destinada a acciones para ello” Harry Browne 1989 en The Economic Time Bomb

“Una posibilidad es separar el presupuesto para acciones entre tu país y acciones de Estados Unidos”  Harry Browne 1987 en Why the best laid-plans usually go wrong

Invertir en Real Estate

Browne defiende y recomienda The Permanent Portfolio Fund para inversores conservadores. Este fondo tiene una posición relevante en Real Estate. En 1989 Browne en su libro “The Economic Time Bomb” trata la posibilidad de incluir una pequeña parte de Real Estate en la cartera permanente. Hasta este libro siempre lo había desaconsejado por ser algo ilíquido, pero con la aparición de los REITS su visión cambia ligeramente.

“Una forma más realista de incluir real estate en tu cartera es comprar acciones de REITS, las cuales invierten en real estate principalemente”  Harry Browne 1989 en The Economic Time Bomb

 

El oro no protege en todos los momentos de caos

Existe una relación fuerte entre el dólar y el oro (de relación inversa). En caso de deflación aparecerían numerosos problemas no solamente de índole económica (problemas políticos, miedos sociales, etc…) Esto conllevaría una demanda de dinero líquido, para aumentar el poder adquisitivo (al existir deflación), en este caso la demanda sería de dólares, no de oro.

Un escenario donde podría verse fortalecido el oro en caso de deflación sería el miedo a una crisis bancaria. Esto generaría que como la mayoría de dólares se guardan en bancos, hubiese una mayor demanda de oro que de propios dólares, generando subida de precios de oro en un entorno no favorable para el mismo.

En entornos inflacionarios ocurre totalmente lo contrario, ya que el propio dólar no es capaz de mantener el poder adquisitivo. Por lo tanto podemos interpretar que en entornos donde la inflación es baja el dólar es el gran beneficiado de los problemas que puedan surgir en el mundo; es decir, será el refugio. En caso de haber inflación el oro será el refugio ante problemas o shocks en el mundo.

El dólar es la divisa más importante del mundo pero no siempre lo ha sido, podría cambiar volviendo a dar el trono al oro o a otra divisa.

 

Conclusiones

Los libros de Browne contienen innumerables lecciones. A lo largo de los años se ve como cambio su enfoque de especulador a inversor mucho más conservador. Aún a pesar de este cambio, Browne mantenía una cartera variable para especular. En Icaria Capital estamos en un continuo proceso de aprendizaje. Los libros de Browne son obligatorios para cualquier inversor conservador ya que están llenos de sabiduría y valiosos consejos. Es por ello que estamos continuamente investigando sobre los libros, newsletter y material que encontramos para intentar aproximarnos lo máximo posible a la visión de quien consideramos un genio. Este continuo aprendizaje y estudio será en beneficio de los partícipes de Icaria Cartera Permanente, donde buscamos la mayor seguridad para los mismos.

Conoce todos los detalles de una cartera conservadora: Icaria Cartera Permanente
Si quieres saber más, ponemos a tu disposición el dossier con toda la información.

Descargar Dossier informativo

 

Citas de mitos sobre la cartera permanente

7 Comentarios
  1. Muy interesante. Cambia mi percepción anterior sobre la mentalidad inversora de Harry Browne, quizás por no haber leído suficiente sobre él y haberme dejado llevar por resúmenes fáciles y tópicos conocidos.

    Una curiosidad. Hace unos días una respuesta en un foro sobre una pregunta mía, sobre la posibilidad de sustituir parte del oro por plata, fue tajante en la negativa. Ahora os leo que Browne también trató sobre ella y la volatilidad de la plata, ¿podría ser positiva para el equilibrio de la Cartera Permanente?

  2. […] pasado 15 de Julio, Icaria Capital publicó en su blog un artículo sobre algunos mitos de la Cartera Permanente referenciando varios extractos de estos […]

    • Dejamos nuestra contestación al post:

      Buenos días,

      Como siempre muy interesante el artículo, uno de los aspectos que coincidimos es que Browne ha estado en constante evolución incluso en algunos casos llegándose a desmentir a si mismo, por lo que el análisis de su obra es complejo y dinámico.

      Entre los libros más importantes para entender su obra no se encuentra “Fail Safe Investing” ya que en este no se trata en profundidad el proceso y filosofía de la cartera permanente, simplemente se trata por encima. Los libros donde si se profundiza en la misma son de gran extensión y detalle.

      Siguiendo con el artículo citaré cada punto dando nuestra visión. Recalco nuestra visión porque nosotros partimos de que los mercados financieros son interpretables. Algunos conceptos son de una complejidad mucho mayor de lo que parece a priori, por lo que como en todo, no creemos que nadie tenga la verdad absoluta. Comencemos

      1)La cartera permanente no admite modificaciones:

      El término cartera permanente base no es inventado por Browne, es una forma de citar la cartera permanente al uso (25/25/25/25) en ningún caso mencionamos que Browne la llame “cartera permanente base”

      No he visto ningún dato en firme donde Browne rechace de forma real ningún tipo de incorporación a la cartera permanente base. Podríamos poner un largo número de citas de la propia obra de Browne donde debate activos sobre si son apropiados o no lo son, entre ellos son interesantes los libros que profundizan en la cartera permanente. Este punto es un continuo debate y siempre lo ha sido. Mantengo nuestra postura de que Browne si ha entrado en debate y aceptado determinados activos para la Cartera Permanente (muchos otros los rechaza de lleno), algunos de los que trata en profundidad están en nuestros artículos a través de las propias citas del mismo.

      2)Permanent Portfolio Fund

      En dos de sus libros más importantes Browne recomienda el “Permanent Portfolio Fund” o complementarlo con una cartera permanente.

      Respecto a la cita:

      “Prefieran la comodidad de invertir en un fondo respecto al (escaso) trabajo de gestionar tu propia cartera”

      En la misma sigue sin desaconsejar la inversión en el propio fondo con el que el colaboró para crearlo con Terry Coxon. En uno de sus libros se trata en profundidad el proceso e historia del mismo. De la misma se puede deducir que si quieres simplificar, el fondo es apropiado para tu patrimonio. Esta cita podríamos complementarla con varios capítulos en sus libros recomendando la inversión en el propio fondo.

      3) Los REITs son incompatibles con la Cartera Permanente

      Esta parte me resulta confusa. En ninguna parte de nuestro artículo decimos que Browne recomiende los REITS, nuestra cita literal es:

      “En 1989 Browne en su libro “The Economic Time Bomb” trata la posibilidad de incluir una pequeña parte de Real Estate en la cartera permanente. Hasta este libro siempre lo había desaconsejado por ser algo ilíquido, pero con la aparición de los REITS su visión cambia ligeramente”

      “Una forma más realista de incluir real estate en tu cartera es comprar acciones de REITS, las cuales invierten en real estate principalmente” Harry Browne 1989 en The Economic Time Bomb

      Decimos que su visión cambia ligeramente debido a la liquidez de los mismos, no que lo aconseje para la cartera permanente. Citando al propio Browne “si te empeñas en incluir Real Estate en la Cartera Permanente debería ser en la parte correspondiente al 25% de oro”

      4) La inversión en índices total market no es un malentendido

      Este punto es el más complejo de explicar. En ello entrarían factores como el risk contribution y el loss contribution de cada activo en un Asset Allocation. Harry Browne a lo largo de toda su obra es un concepto que toca de forma implícita continuamente.

      Ambos conceptos parten de la aportación de cada activo a la cartera global. Para compensar las pérdidas de los activos en momentos donde la renta variable tenga ganancias Browne menciona continuamente los términos volatilidad e incluso beta. Estos conceptos se han desarrollado en la línea que los cita Browne a través del Risk Parity.

      Si entendemos los términos mencionados podremos asociar que una mayor volatilidad o beta de los ETFs incluidos (gestionados de forma pasiva) redundarán en un menor riesgo del consolidado de la cartera. Esta es la premisa que defendía Browne a lo largo de todos sus libros. Es cierto que en uno de los programas de radio cita que el S&P500 por simplicidad es un buen activo para incluir en una cartera permanente. En nuestra opinión esta frase no invalida todo el argumentario a lo largo de su obra.

      Cuando Browne citaba compañías de pequeña capitalización no las asocia a growth (no se si Small Cap Growth es una errata del artículo), las cita por su mayor volatilidad, por lo que el backtest no me parece muy representativo. Los backtest sirven para lo que sirven. En nuestro caso preferimos entender lo que implica la recomendación de mayor volatilidad y beta para un Asset Allocation que testar que ha ocurrido en el pasado, ya que esto es bastante probable que no se repita.

      Por último decir que nuestro objeto y función no es entrar en una disputa sobre quien se aproxima más a la realidad de Browne, creemos que la misma es muy abierta y que exige la lectura de toda su obra como mínimo. Como hemos comentado el mundo de los mercados financieros es muy amplio y nadie dispone de la verdad absoluta, en la mayoría de los casos se parte de interpretaciones debatibles. Dicho esto, toda aportación al mundo de la cartera permanente nos parece interesante y que aporta valor a cualquier interesado en la misma.

      Un saludo.

  3. Hola Carlos,
    revisando tu respuesta sobre los REITs y el comentario de Browne al respecto, ¿Podrías explicar vuestra decisión de incorporarlos en la parte de renta variable y no en la de oro? Yo tampoco veo clara en este caso la sugerencia de Harry Browne de incluirlo en el oro, pero quizá habría optado por dejar la mitad en cada pata siendo como es un producto mixto (participación en compañías y al mismo tiempo proxy de activos reales).

    Saludos

    • Hola Brownehead,

      Antes de nada gracias por visitarnos y comentar.

      Es una decisión complicada, como bien comentas Browne menciona en caso de incluirlos (no era muy partidario de hacerlo) hacerlo en la parte de oro. En nuestro caso lo que hemos visto es que los REITS no tienen el comportamiento tan potente del oro en escenarios hiperinflacionarios (tiene sentido que no sea así). El propio Browne una de las críticas que hace a los REITS (no recuerdo exactamente en que libro era), es la relación con la inflación de los mismos y que en periodos de hiperinflación no son una protección como si lo ha sido el oro. Este punto para nosotros es crucial ya que en un momento en el que los bonos están en máximos históricos tener menor protección de cara a un posible periodo de alta inflación (podría darse o no darse) nos incomodaría. Por lo tanto el peso del 25% en oro era intocable.

      Uno de los motivos ha sido ese. Otro de los motivos ha sido la alta correlación de los REITS con el equity. A pesar estar ligados a inmuebles tienen un fuerte componente de equity lo cual mantiene la correlación entre ambos en parámetros muy elevados. Es cierto que en una crisis como la del 2000 la correlación fue menor, pero en este caso creo que fue debido más bien a la naturaleza de la propia burbuja (ligada a tecnología). Activos como las acciones value o las small caps también redujeron considerablemente su correlación con el mercado, por lo que en este caso seguimos pensando que el comportamiento de los REITS estará muy correlacionado con el equity a futuro. La conjunción de los dos motivos comentados nos llevó a incluirlos en el propio equity y a hacerlo con un peso menor (hablamos de tan solo un 3%).

      La decisión intermedia que comentas me parece interesante y totalmente válida también.

      Saludos.

      • Gracias por tu respuesta, comparto totalmente que no son un sustituto adecuado para el Oro y por ello Harry Browne no lo aconsejaba para la parte de la Cartera Permanente que debe crecer con la inflación. Mi duda entonces es: ¿Son acaso beneficiosos para la prosperidad, en la que la renta variable ya hace muy bien su función por sí misma sin necesidad de ayuda extra?

        Entiendo que los REIT son un producto interesante por sus particularidades y su relativa descorrelación con el resto de activos, pero no termino de ver su encaje en la Cartera Permanente, donde ya tenemos activos adecuados para los diferentes ciclos económicos.

        • Estoy de acuerdo en que la renta variable es un activo que representa muy bien la prosperidad.
          Para mi los inmuebles también son un gran representante de la misma con el plus de tener algo de protección contra la inflación.

          Tal como lo entendemos los inmuebles dependen de los salarios, tasa de paro, que el crédito fluya, haya inflación salarial y de precios, en definitiva, que la economía esté funcionando bien (muy similar a las acciones)

          Por este hecho creo que el comportamiento de los reits es y será muy similar al equity y que no marcaran una gran diferencia incluirlos o no hacerlo. En nuestro caso la decisión de incluir un peso pequeño reside en ese pequeño plus contra la inflación que aportan.

          Saludos.

Deje una respuesta