26%

ORO

26%

MSCI WORLD

26%

BONOS

22%

CASH

Asignación de activos de Icaria Capital actualizados a: 26.05.2020

DATOS DEL FONDO

Comisión de Gestión

0,60

Depositaría

0,10

ISIN

ES0147491007

Activos Bajo Gestión

6M

Riesgo

4

La Cartera Permanente de Icaria Capital nace tras un proceso largo de análisis. Nace en un fondo que ya está en marcha pero que cambiará nombre, folleto, filosofía y comisión.


¿Por qué hacerlo desde un fondo ya en activo?

 

Los partícipes de Icaria Capital son conocedores del proyecto de la Cartera Permanente y muestran su apoyo a la misma. Lo que pretendemos hacer con este cambio de filosofía es eliminar el criterio discrecionar a la hora de realizar el Asset Allocation. Es fundamental que los pilares sobre los que se construyen la cartera partan desde el conocimiento profundo de la macroeconomía y de los fundamentos económicos. Una vez se establecen estos pilares mencionados, se estructura el diseño de la cartera automática para amoldarlo a una cartera permanente.


¿Por qué variar la cartera permanente tradicional?

 

La filosofía de la cartera permanente se mantendrá intacta. Es imprescindible profundizar en el fundamento de la misma para poder hacer variaciones sin afectar a “su esencia”. Los cambios vienen derivados de la situación de tipos de interés negativos en Europa. Cuando Harry Browne construyó su cartera permanente esta era una variable que no se contemplaba. Los modelos de valoración de Black-Scholes (premio nobel) tampoco contemplaban esta posibilidad ya que carece (a priori) de sentido. El fruto de esta anomalía es la actuación indiscriminada de los Bancos Centrales de las principales economías del mundo. Este efecto monetario altera el comportamiento “normal” de la renta fija.


Una cartera para las cuatro estaciones del ciclo económico

Nuestro principal objetivo es construir una cartera que funcione en cualquier entorno económico.


La filosofía de inversión surge tras un profundo análisis de todas las variables económicas que tienen incidencia en los diferentes activos financieros. No solo esto es importante, sino también lo es explicar el comportamiento de los activos financieros en momentos de estrés o crisis.


El objetivo de ello es intentar que los partícipes tengan una trayectoria sin sobresaltos, reduciendo la volatilidad de la cartera sustancialmente.

 

La cartera permanente y los ciclos económicos

La base de lo que vamos a tratar en este punto es la increíble “Cartera Permanente” inventada por el genio Harry Browne en 1987 (existía una versión anterior menos simple).


Partimos de algo que lleva funcionando más de 40 años y con cambios mínimos en la composición de la cartera . La robustez de este planteamiento está más que contrastada.


La cartera permanente cumple varias premisas básicas: Es sencilla de aplicar, funciona bien en cualquier entorno económico y su objetivo principal es conseguir retornos atractivos con la mínima volatilidad y pérdidas latentes por el camino.



¿En qué se basa la cartera permanente? 

 

La economía puede atravesar diferentes fases que perjudiquen a los ahorros que tenemos invertidos, estas fases básicamente las podemos reducir (simplificando) a 4:


1) Auge: Son los periodos en los que todo en la economía funciona correctamente. El PIB sube, la tasa de paro es baja y en definitiva las empresas están en su mejor momento del ciclo económico. ¿Cuales son los activos que mejor se mueven en este entorno de mercado? Las acciones. Es sencillo entender que cuando todo funciona bien las acciones son las grandes beneficiadas ya que son la representación de las empresas en el mercado de valores.


2) Crisis: Los periodos de crisis son los más duros para la sociedad. El PIB cae, la tasa de paro aumenta y todos los indicadores macroeconómicos se deterioran. En un entorno así parece complicado que existan activos que lo hagan bien. ¿Los hay? La respuesta es si: los bonos soberanos de alta calificación crediticia (los más seguros como USA y Alemania) y el oro que actúa como refugio en momentos de incertidumbre.

Además de estos dos hemos detectado otros activos que lo hacen bien y que ayudarán a reducir la volatilidad de la cartera en momentos complicados.


3) Deflación: Un entorno de deflación es un entorno complicado para la mayor parte de los activos. Implica bajos tipos de interés (situación actual) y los beneficiados más destacables en este entorno serían los bonos soberanos.


4) Inflación: En periodos inflacionarios las acciones dependiendo de la intensidad de esta inflación pueden funcionar bien. Si hay algo que funciona muy bien en periodos inflacionarios es el oro. Además de funcionar muy bien en periodos inflacionarios funciona bien en momentos en el que la masa monetaria se incrementa considerablemente, es decir, se imprime dinero (situación actual en lo referido a la masa monetaria) o hay un shock de mercado.

 

Características

Hemos visto por lo tanto los principales entornos económicos en los que nos podemos mover y hablado de todos los activos que se comportan bien en cada uno de ellos. Partimos pues de una cartera que cumple las siguientes características:


Seguridad: Ante cualquier evento económico habrá unos activos que respondan bien y compensen la volatilidad y pérdidas de los otros.


Estabilidad: Uno de los objetivos de la cartera es reducir la volatilidad a casi un tercio de lo que obtenemos a través de la bolsa. La estrategia está estructurada para la gente no sufra grandes preocupaciones y pueda obtener aún a pesar de ello retornos satisfactorios.


Simplicidad: Lo que hacemos es sencillo de explicar y de entender. Para nosotros esta es una premisa que debe cumplir ineludiblemente cualquier inversión de los clientes que depositan su confianza en un fondo como el nuestro. Huimos de lo complejo y difícil de explicar. La filosofía y estructura del fondo se explican en menos de 30 minutos.


Resultados

Todo esto que hemos comentado está muy bien, pero al final lo importante es ver la teoría trasladada a la práctica con datos, por lo tanto ¿Como han sido los resultados en EUROS en los últimos 20 años?


Incidimos en el tema EUROS ya que si invertimos en activos que no están denominados en nuestra moneda (por ejemplo S&P500) la inversión está hecha en dólares. Esto implica que el resultado que nosotros obtengamos no es el que haga la bolsa a la que estamos referenciados, tendremos que aportarle el tipo de cambio a euros. Este hecho aporta mucha más volatilidad y puede aportar pérdidas adicionales. Veamos pues esos resultados en euros.


Aquí tenemos en azul una inversión en un índice que representa las 500 principales empresas de USA contra una cartera formada sobre las bases que comento (con ajustes)


Como veis el camino de uno y otro es muy diferente ya que los dientes de sierra que reflejan volatilidad, son una representación de lo difícil que será el camino (las pérdidas latentes que sufriremos) Pero veámoslo con números:



Parece muy complicado de entender pero realmente no lo es y merece la pena dedicar la atención que requiere. Vamos a enumerar los principales puntos que se obtienen de este análisis (azul la bolsa americana y naranja el backtest de la cartera base)


Etapas: Por un lado veis diferentes nombres en mayúsculas; TOTAL (datos de la bolsa europea y de la cartera base desde 2002 hasta 23 de abril de 2020), crisis .COM, crisis Financiera, etc… Todos estos periodos están referidos a momentos de alta volatilidad y caídas en los mercados financieros. Hemos querido analizar por separado que sucede en todas y cada una de las crisis o caidas.


Profit / Loss months : Porcentaje de meses que se gana o se pierde dinero. A su lado figura la rentabilidad media por mes o pérdida me dia por mes. Como veis el porcentaje de obtener beneficio en un mes es casi similar al de la bolsa americana con respecto al backtest de la cartera. Lo importante aquí es (si tu perfil es conservador) que cuando se dan pérdidas, por término medio la bolsa americana tiene pérdidas en el mes de 3,23% y el backtest de la cartera 1,1%, un tercio.


Profit / Loss RP 5Y: Esto significa que cogiendo desde el día 1 de noviembre de 1990, datos agrupados de 5 años día tras día el porcentaje de veces que ganaría o perdería dinero en esos 5 años. Ejemplo: Coger del 1 de enero de 1990 a 1 de enero de 1995, 2 de enero de 1990 hasta 2 de enero de 1995, 3 de enero de 1990 hasta 3 de enero de 1995, y así hasta llegar al punto presente. Esto es muy importante, porque mide la probabilidad de aún teniendo mala suerte y entrando en el peor momento posible, el 100% de las veces ganaría dinero a 5 años.

En el caso de invertir en la bolsa americana la probabilidad de haber obtenido rentabilidad negativa a cinco años en la muestra es mucho más elevada; hablamos de un 33% de probabilidad de pérdida vs un 0%.


MOIC: Número de veces que multiplicamos el capital. Es decir si invertimos 10 euros y el MOIC es 2x, entonces tendríamos 20 euros.


CAGR: Rendimiento anual compuesto del periodo (desde 1990)


Max DD: Es el máximo drawdown, es decir, la máxima pérdida desde el punto más alto al más bajo. Esto significa que siendo partícipe si entras en el peor momento posible de los 30 años de estudio, tu máxima pérdida (de forma latente) invirtiendo en la bolsa americana sería del 59,69% mientras que en la cartera permanente sería de un 12,43%. Estamos hablando de la quinta parte y este es un punto fundamental de cara a invertir nuestros ahorros: No tener grandes sustos.


Volatilidad: Referido a la volatilidad y esto de forma simple significa los vaivenes que va a tener el camino. En este caso la cartera permanente tiene un tercio de la volatilidad del mercado.


Sharpe: Rentabilidad obtenida por unidad de riesgo asumida. Relaciona la rentabilidad conseguida (CAGR) con la volatilidad asumida (vol) cuanto más alto sea, mejor.

 

Herramientas

Invertir no es nada sencillo, todo lo contrario. Aunque las bases de la cartera sean sencillas de entender, su aplicación no lo es. Aplicarlo requiere de conocimientos profundos del entorno macroeconómico y de las herramientas financieras que están a nuestro alcance.


¿A qué nos referimos?

 

Nuestro foco es siempre intentar reducir el riesgo de los partícipes al máximo. Es por ello que en un entorno como el actual donde el dólar ha subido considerablemente con respecto al euro, tomamos la decisión de cubrir parcialmente nuestra exposición a dólares para hacer más tranquilo el camino a nuestros inversores y reducir de esta forma la volatilidad.


No solo eso, si no que podremos hacer ajustes (siempre sobre la base inicial) en base a potenciales riesgos detectados en el mercado de renta variable y de bonos. Por ejemplo la situación actual no es la más adecuada para tener un elevado porcentaje invertido en bonos gubernamentales, es por ello que dado nuestro conocimiento del mercado de crédito, complementamos los bonos triple A gubernamentales (los más seguros) con bonos de empresas alta calificación crediticia.


Importante entender que esta inversión en bonos corporativos se hará a corto plazo (vencimientos a menos de dos años) para minimizar la volatilidad y siempre será en empresas de alta calificación crediticia.


¿Ejemplos de inversiones en bonos de empresas?

 

Invertir en bonos de Louis Vuitton a 2021, Microsoft a 2021, Coca Cola European Partners (embotelladora) a 2022, ICO 2021. Como veis todos y cada uno de estos bonos son de empresas de primer nivel, siendo un complemento ideal en momentos como el actual (la deuda de Alemania y USA está en máximos históricos)


Evolucionando la cartera permanente

El título es muy atrevido ya que evolucionar la genialidad de Harry Browne resulta practicamente imposible. Los periodos base de la cartera permanente: Auge, Crisis, Inflación y Deflación son periodos largos. La última inflación relevante fue de 1972 a 1979. Los ciclos alcistas duran de media 8 años. Los periodos deflacionarios son también extensos en duración. Digamos que los únicos periodos “breves” a los que hace referencia Harry Browne son los de crisis; cuya media está por encima de los 12 meses. Sabiendo esto ¿No es posible adaptar ligeramente la cartera? Creemos que en parte si.


Todo este razonamiento nace derivado de nuestro escepticismo respecto a la deuda gubernamental. Sabemos que los precios han subido demasiado fruto de la actuación de los bancos centrales y que es posible una caida severa en precios (afectando a la rentabilidad) cuando los bancos centrales dejen de mostrar un apoyo tan masivo. Es por ello que buscamos una forma de intentar proteger a los partícipes y que no estén tan expuestos a la “burbuja” presente en deuda gubernamental.


¿Cómo lo hacemos?

Los principios básicos de la cartera permanente son de reversión a la media. Browne en su increible genialidad (la cartera permanente a pesar de parecer simple goza de una complejidad infinita en su planteamiento) se beneficia del fenómeno estadístico de reversión a la media.

 

 

¿Cómo?

 

En el libro “The permanent Portfolio” de Rowland y Lawson (imprescindible para los seguidores de esta filosofía) se trata el tema de los rebalanceos de la cartera permanente. La estrategia propuesta trata de rebalancear cuando uno de los activos llega a un peso en la cartera de un 35% o de un 15%. Este rebalanceo lo que acaba conllevando es vender lo que ha subido y comprar lo que ha bajado; una simple reversión a la media implícita en la propia cartera en si. La reversión a la media conlleva un riesgo que es que los activos que más han caido, suelen seguir cayendo (durante un tiempo)


Otra forma de protegernos es ir adaptando parte de la cartera al entorno económico, fijando unos pilares básicos en base a la cartera permanente y al entorno macroeconómico (teniendo en cuenta los tipos de interés negativos) Este ejercicio en el que hemos estado trabajando meses nos lleva hasta el siguiente punto:



Aquí tenéis el cuadro de mando del fondos. Todo está programado por nosotros para funcionar 100% de forma automática. Nos parece fundamental el tener programado en casa el pilar para gestionar el fondo, ya que podríamos depender de programas externos pero no tendríamos el mismo control sobre la cartera.


El único criterio discrecional será en una parte pequeña de la cartera (máximo un 15%) de bonos corporativos de máxima calificación crediticia con duraciones inferiores a dos años.

¿Tiene riesgo de quiebra Microsoft, Coca Cola European Partners, LVMH a menos de dos años? nuestra opinión es que ese riesgo es remoto.

Además creemos que tiene mucho más sentido cobrar una Yield de un 0,5-1% anual que tener que pagar al gobierno Alemán por sus bonos. Es por ello que no sustituimos los bonos alemanes en cartera; los complementamos. Todo ello tras haber hecho los análisis debidamente de los statements y memorias además de los debidos criterios de selección del bono.


¿Qué pasa con el riesgo divisa?

La filosofía de Harry Browne es apostar por los activos locales, no asumir riesgo divisa. Partiendo de esta premisa nosotros solemos posicionarnos en el medio entre el blanco y el negro por lo que creemos que tiene sentido tener cierta exposición estructural al dólar. Lo que no creemos que tenga sentido en base a la idea original de la cartera permanente es tener una exposición al dólar del 50% ya que la estructura de la cartera acabará viéndose influenciada inevitablemente por el riesgo divisa.


El mercado de divisas es el más complicado de analizar dada la infinidad de factores que influyen en el. Debido a los hechos mencionados lo que haremos será cubrir parcialmente parte del dólar dejando una exposición estructural cercana al 25%. Es fundamental que nuestra divisa predominante sea el euro, ya que ganamos en euros y gastamos en euros. La parte de bonos y oro (practicamente un 50% de la cartera en muchos momentos) no genera flujos de caja en otras divisas internacionales (como si lo hace la renta variable) es por ello que vemos sentido a cubrir parcialmente esta parte de la cartera.

 

Asignación y pesos

La gráfica de colores sobre la curva de rentabilidad indica los pesos en cada activo de los pilares de la cartera permanente (cash, renta fija, renta variable y oro) Los colores se corresponden a los del gráfico de círculos. Por último decir que las variaciones que se aprecian en los pesos son objeto del trabajo de programación en base a los puntos comentados.


Las rentabilidades del backtest no son las rentabilidades esperadas para nosotros. Es muy importante saber que un backtest tiene la validez que tiene y no extrapolar rentabilidades pasadas a rentabilidades futuras. Lo que si nos sirve es para entender que con una rotación relativamente baja, tendremos una cartera robusta que ha funcionado correctamente en el periodo analizado de 30 años.


El TER del fondo

Como véis en la captura que subimos (más arriba) se ven los gastos anuales del fondo. Estos gastos incluyen:

  • Comisión de gestión
  •  
  • Comisión de depositaría
  •  
  • Gastos de comisiones de intermediación
  •  
  • Otros gastos

Faltaría por incluir los costes de los ETFs. Teniendo en cuenta la media de costes de los ETFs en cartera más los costes de la inversión en directo en bonos gubernamentales y corporativos. 

El TER del fondo rondará el 0,85% de media. Un TER muy competitivo que se encuentra entre los más bajos de España.

Hasta aquí nuestra explicación de la cartera permanente.


Más información

Hasta aquí nuestra explicación de la cartera permanente, si necesitas más información puedes contactarnos a través del formulario de contacto. Hay más artículos en la sección de Icaria Capital que indagan sobre la filosofía de la cartera permanente y sobre Icaria Cartera Permanente.

¿QUIERES SABER MÁS?